Cunas para bebé

    El mejor descanso para el bebé

    Sé lo importante que es para ti que el bebé duerma bien. Les ayuda a ir creciendo con una buena salud, así como nos https://www.hellobebes.com/carritos-bebe/permite a los padres el poder descansar.
    Una de las rutinas que utilicé y que ayuda al bebé a dormir bien es el baño de la noche. También el que duerma con algún juguete con el que tenga apego, le hace sentirse seguro y le hace dormir más tranquilo.
    Somos muchos los padres que con tal de que sus hijos duerman, somos capaces de pasear al bebé en el carrito a altas horas de la noche.
    También algo que ayuda al bebé a dormir mejor es darle el pecho o un biberón calentito.
    En esta sección, hemos creado una guía con todos los consejos que pueden ayudarte a enseñar a dormir a tu bebé, y también haremos un análisis de cada uno de los productos que componen la bonita habitación del bebé:

    • Analizamos las mejores cunas para bebés: cuna clásica, minicuna, cuna de viaje, cuna de colecho, cuna moises.
    • Analizamos los mejores accesorios para la cuna del bebé: colchón cuna, cubre colchón cuna, chichonera para cuna, ropa de cama
    • Analizamos los mejores muebles para la habitación de bebé: cómoda, armario, cambiador, alfombra, vinillo, lámpara, intercomunicadores.

    La cuna de bebé

    Cuando te dispones a buscar la cuna para el bebé, te das cuenta de que es uno de los muebles más importantes que vas a comprar.
    Nosotros te recomendamos comprar una cuna segura, cómoda, práctica y duradera (se debe mantener en buen estado para poder reutilizarla si llega un hermanito/a).
    Existen varios tipos de cunas, y en esta guía queremos ayudarte a que elijas la que más te conviene:


    Cuna clásica

    Es la típica cuna con barrotes de color blanca o madera.
    Suelen tener dos alturas: una, para cuando el bebé es recién nacido (te ayuda a llegar más cómodamente a atender al bebé), y la otra  altura,es de seguridad (cuando el bebé ya se puede poner de pie y corre riesgo de poder saltar de la cuna).


    Cuna convertible

    Es una cuna que se convierte en cama, es decir, una cuna que cuando el bebé ya está preparado para dormir en cama, ésta se convierte en una cama de bebé.
    Hay algunas camas cuna incluso con cajoneras.


    Cuna colecho

    Es una cuna clásica o minicuna a la que le puedes quitar una barandilla y dejarla sólo con tres lados (esta cuna tiene bordes acolchados en tres de los lados).
    También se pueden adaptar a la altura de tu cama.
    El bebé tiene su propio espacio, pero para la madre es muy cómoda a la hora de atender al bebé cuando estás durmiendo y por ejemplo, le tienes que amamantar.

    Lo ideal a tener en cuenta antes de decidirse por cualquiera de estos tipos de cuna es:

    • La separación entre barrotes no sea superior a 6 cm (menos de lo que mide el diámetro de una lata de refresco) y que la madera no presente astillas ni grietas.
    • La barandilla tenga la altura mínima de 65 cm cuando el colchón se encuentre en la posición más baja.
    • Debe de haber un espacio de al menos 22,5 cm entre la base del colchón y la parte superior del lado abatible cuando esté bajado.
    • Debe disponer de un mecanismo de seguridad para el lado abatible, que la pintura no se pele, las esquinas sean redondeadas y no existan partes sobresalientes.
    • Tiene un soporte en el colchón que debe ser metálico (para aguantar los saltos del niño mejor que la madera).
    • La altura del colchón debe ser regulable para poder bajar el colchón a medida que el niño crezca y la cuna debe disponer de ruedecillas (con bloqueo) para poder moverla, y un recubrimiento plástico en los barrotes para que el niño no muerda la madera.
    • No utilices antigüedades ni cunas que tengan más de diez años. Las cunas antiguas (especialmente las de antes de 1973, pero también algunas fabricadas en las décadas de 1980 y 1990) pueden ser muy bonitas o tener un gran valor sentimental, pero no cumplen con la normativa de seguridad actual.Los barrotes pueden estar demasiado separados, la pintura puede contener plomo, la madera puede astillarse o romperse, pueden haber estado retiradas del mercado o pueden comportar otros riesgos.

    Moises minicuna

    Son una estupenda elección para los primeros meses del recién nacido.
    Para mí, es muy práctica ya que se pueden mover por toda la casa, y tener al bebé al lado en todo momento.
    Si estás en el salón, pues te lo llevas al salón, que te tienes que duchar, pues te lo llevas al baño y así no estás preocupada duchándote por si no le oyes llorar.
    Hay muchos modelos, y si no estás segura puedes buscar una minicuna barata, por si finalmente no la llegas a usar mucho.
    Puedes desear tener uno para los primeros meses, en el que el bebé disfrutará de la comodidad que ofrece, y tú, de lo práctica que es como te he comentado.
    Otra ventaja del moisés, es que su altura suele ser más similar al de la cama de matrimonio, lo cual te permitirá alargar los brazos para consolar y coger al bebé en plena noche, sin necesidad de bajar de la cama.

    Su ligereza además permite moverlo de una habitación a otra.
    Algunos son plegables y puedes llevártelos de viaje. La cuna es menos móvil, pero muchas permiten mecer al bebé, proporcionándole el movimiento que les calma y que tanto les gusta.

    Encontrarás algún modelo de moisés que, accionado por pilas, tiene una función vibradora que ayuda al recién nacido a dormirse. Es importante que disponga de un bloqueo que impida que el moisés se mueva cuando el bebé este dormido.
    Al adquirir un moisés, no optes por una pieza de anticuario que podría resultar peligrosa. Busca una con una base sólida, de un tamaño adecuado al bebé, con un colchón firme que se ajuste bien, que tenga laterales rígidos (no blandos), y que cumpla con la normativa de seguridad vigente.
    Los lados del moisés deben tener la altura de 20cm (desde el colchón hasta arriba).

    Es muy práctico que el moisés incorpore unas ruedecillas, pero también debe incluir un bloqueo.
    Si es un modelo plegable, aprende a plegar con seguridad las patas, si tiene dosel, asegúrate de que se puede plegar hacia atrás para poder poner al bebé dormido cómodamente.
    Algunos modelos se convierten en minicuna colecho.

    También es muy importante que sepamos elegir bien algunos accesorios que te facilitarán la vida, y darán comodidad para el dormitorio del bebé:

    El colchón de la cuna de bebé

    Sabemos que un bebé seguramente se pasará entre doce y dieciséis horas durmiendo (sino más). Por lo tanto, debe ser cómodo y seguro, además de tener buena calidad.
    Existen dos tipos de colchones: colchón de muelles y colchón de espuma.

    Colchón de muelles

    Es más pesado que el de espuma, y suele durar más, y deformarse menos, ofrece un mejor apoyo.También es más caro.
     Una buena norma (aunque no infalible) de elegir un colchón de muelles es buscar uno con muchos muelles (150 ó más), más firme el colchón (y de más calidad y seguridad).


    Colchón de espuma

    Fabricado por poliéster o poliéter, pesa menos que uno de muelles (facilitando el cambio de sábanas, una actividad que repetirás a menudo).
    Si adquieres uno de espuma, opta por un colchón de alta densidad, para obtener mayor firmeza y seguridad.
    Más importante que el tipo de colchón elegido, es que éste sea firme y que se ajuste bien a la cuna, sin que queden más de dos dedos entre la cuna y el colchón.

    El protector para el colchón de cuna

    Hay infinidad de modelos de protectores de cuna, pero, aunque pueda apreciar el protector por su diseño, en realidad no se trata de una necesidad. El protector de cuna evita, que el bebé meta un brazo o una pierna entre los barrotes de la cuna, y también, que se pueda dar un golpe en la cabecita, y hace más acogedora la cuna.
    Elijas el diseño que elijas, el protector deberá ajustarse bien (sin colgar) al perímetro de la cuna.
    Debería tener también al menos seis puntos de sujeción, no deben tener más de 15 cm de longitud (para evitar cualquier riesgo de estrangulamiento).
    En la mayoría de la veces, los protectores de cuna de bebé se venden como parte de los conjuntos de ropa de cama para bebé: el protector, las sábanas de la cuna y el edredón vienen juntos.
    Aunque pueda parecerte un conjunto muy gracioso, el uso del edredón como mantita no es muy buena idea en los primeros meses. Para reducir el riesgo de SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante), no debes utilizar nunca como accesorios de cuna edredones, almohadas, ropa de cama ni mantas blandos.
    Utiliza el edredón y la almohada para decorar la cuna, pero coloque al bebé encima del edredón y la almohada quítala.

    Te recomendaría usar los primeros meses del bebé, un saco de dormir para bebé, hay muchos modelos: los hay con manga larga, sin mangas, desmontables que se quedan sólo como una sábana para cuando no hace frío, con acolchado para el frío.
    En fin, hay donde elegir para todos los bolsillos, y lo mejor de todo es que sabes que el bebé no se va a desarropar durante toda la noche, algo que te dejará dormir más tranquila, te lo aseguro. 

    A parte de lo importante que es tener una buena cuna, un colchón, la ropa de cuna, también es importante saber acostar al bebe.
    Por eso es importante tener en cuenta acostar al bebé cuando está despierto para que se acostumbre a dormir solo sin el pecho o el biberón.
    Es difícil que el bebé no se duerma mientras está mamando o tomando el biberón, pero por experiencia aconsejo no despertar al bebé si está dormido para darle de comer, es mejor esperar a que despierte, estoy completamente a favor de dar de comer al bebé a demanda.

    Cuando le acuestes al bebé si llora le puedes dar el chupete (es amado y odiado), pero a mi puedo asegurarte que miles de veces me ha ayudado a calmar a mi hija, pero hay que saber antes de nada el porqué del desasosiego para luego saber si va a ayudar al bebé a dormirse.

    Me gustaría saber qué te ha parecido esta información y si te ha ayudado. Para ello me ayudarás marcándolo en las estrellas amarillas:

    1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,60 de 5)
    Cargando...

    También te puede interesar

    Los mejores libros infantiles de 2020

    Leerle a tu bebé es una de las experiencias de desarrollo más importantes para él. Les enseñará sonidos,

    More

    Los mejores arrullos y sacos de dormir de 2020

    Los arrullos y sacos de dormir para nosotros son un imprescindible que no debe de faltar en la

    More

    Las mejores máquinas de sonido blanco para bebés 2020

    El uso de una máquina de ruido blanco para ayudar a que tu bebé se calme y duerma

    More

    Los mejores chupetes de 2020

    Chupar un chupete puede ayudar a calmar a un bebé intranquilo, ayudarlo a quedarse dormido y permanecer dormido,

    More

    Los mejores colchones de la cuna de 2020

    Para encontrar los mejores colchones para cunas del año, hemos considerado el tamaño, el equipamiento de la cuna, la

    More

    Los mejores moisés para bebés en 2020

    Los bebés recién nacidos dormirán un promedio de 16 horas al día, generalmente alrededor de 10 por la

    More

    Las mejores cunas de 2020

    Comprar una cuna para nuestro bebé es una decisión muy importante para su bienestar , y el elegir

    More

    Los mejores monitores para bebés de 2020

    A la hora de encontrar el mejor monitor para bebés tenemos que examinar bien sus características, que beneficios

    More

    Consejos interesantes a la hora de acostar al bebé

    ¿Cuál es la mejor posición para que duerma nuestro bebé? Hoy en día, las madres y padres tenemos

    More

    10 consejos de hábitos de sueño para el bebé

    Es uno de los puntos más importantes, a mi parecer, del crecimiento de nuestros hijos/as. El descanso es

    More

    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar