Cuándo dar el chupete al bebé

Cuándo dar el chupete al bebé. Lo primeo de todo, ¿Qué es un chupete? también le llamamos tete, chupón, tete, chupeta, chupo o pipo.
En realidad, es un pezón de goma o plástico que se le ofrece a los bebés y niños pequeños para que chupen y estén más relajados. 

El papel del chupete en la vida del bebé es importante, le da consuelo y le detiene las lágrimas, es más efectivo que cualquier canción de cuna que le cantemos o abrazos que le demos.
También evita que se meta el dedo en la boca cuando tiene necesidad de chupar. Pero la verdad es que poco a poco vamos abusando del uso de este para que nuestro bebé no llore.
Al principio cuenta que lo admitan y luego cuando llega la hora de quitarlo, le hemos acostumbrado tanto a él, que es muy difícil quitarle la costumbre. Lo que quiero decir es que tiene muchas ventajas, pero también, tiene muchos inconvenientes.

Está científicamente comprobado que los bebés desarrollan el reflejo de succión en el vientre materno y siendo éste un acto que luego le permitirá alimentarse en los primeros años de vida, hace que muchos estimen útil su empleo, ya que de otra forma es común ver a las criaturas succionando su dedo pulgar.
Por lo tanto, en su primer año, aproximadamente, suele ser una solución para calmar la ansiedad y otras molestias que pueden afectar al bebé, como también angustias que suelen ser más fáciles de llevar por la sensación que produce en el niño el simulado efecto de reemplazar el pecho materno.
Pese a todo lo dicho, los pediatras aconsejan que no se extienda su uso durante más de su primer año aproximadamente, ya que su utilización puede acarrear complicaciones.
En exceso, puede producir complicaciones a la futura formación dentaria, la aparición de llagas en las mucosas de la boca y el paladar, la mordida invertida, etcétera.

Por esto es importante que leas estos 4 consejos sobre el uso del chupete, antes de decidirte a ofrecérselo al bebé, y que también te ayuden a decidir cuándo empezar y cuándo debes de retirarlo de la vida de tu bebé.

  1. No es bueno ofrecer el chupete al bebé, hasta que no esté familiarizado con la lactancia materna, ya que le puede provocar al bebé confusión con el pezón, de hecho, hay estudios que demuestran que reduce la duración de la lactancia.
    Puede que te pase, que después del mes que has esperado para la adaptación a la lactancia, el bebé no quiera el chupete, como si se lo hubieras dado desde recién nacido. Aunque también hay bebés que, tengan la edad que tengan (incluso más de 6 meses), cuando empiezan a usar chupetes o biberones, empiezan a rechazar el pecho o a mamar de forma dolorosa para la madre.
  2. En qué casos puede ser positivo ofrecer el chupete al bebé (siempre bajo el control de los padres).
    Bueno, un caso puede ser cuando el niño empieza ha llorar y le has dado la toma, le has mecido con cariño, le has cantado esas nanas que tanto le gustan y hasta le has paseado y no hay manera de darle consuelo, excepto si le das el chupete.
    Y, en qué casos se puede convertir negativo, cuando en vez de una ayuda para el bebé, empieza a se una ayuda para los padres.
     Ya que puede empezar a darse en cuanto ves que tu bebé está intranquilo, sabes que le das el chupete y se relaja, cuando lo mejor antes de ofrecerle el chupete, es determinar la causa que le hace entrar en esa situación.
    También puede usarse el chupete para que el bebé se duerma en la cuna.
  3. El uso del chupete por la noche puede significar menos sueño para todos.
    Si se usa para acostar al bebé, pueda que le cueste aprender a dormir sólo, lo cual terminará por quitaros horas de sueño.
    También puede interrumpir su descanso cuando pierda el chupete y no consiga volver a coger el sueño o consiga volver a dormirse sin él.
  4. Con el chupete se puede crear un hábito difícil de dejar.
    Si se usa ocasionalmente, en circunstancias extremas, puede ser inofensivo y puede contribuir a que podáis tanto vosotros como el bebé a pasar una etapa que de otra manera hubiera sido complicada.
    Cuando se prolonga su uso, es cuando podemos hacer que sea adictivo para ambas partes, para el bebé porque le calma y para nosotros los padres porque nos relaja ver que nuestro bebé queda tranquilo.

Tipos de chupetes


Es increíble la cantidad de tipos de chupetes diferentes que hay para bebés que se adaptan a la edad y el desarrollo del bebé. El diseño del chupete es variado.
Hay chupetes que están hechos de un solo material en una pieza, mientras que otros están realizados en dos materiales y dos o más piezas.
A mí personalmente me gustan más los chupetes de una pieza, la razón, porque previene que la parte que se chupa pudiera desprenderse de su soporte y llegue a la tráquea del bebé, imagínate lo peligroso que puede llegar a ser.
Por eso es tan importante que prestemos mucha atención a los chupetes y antes de ofrecérselo al bebé miremos que todo está en buen estado. En cuanto detectemos algo que no está bien hay que desecharlo inmediatamente.

Los mejores chupetes para recién nacidos, no serán los mismos que son adecuados para niños mayores con dientes completos.
 Los materiales también varían, y aunque es posible que tengas en mente un chupete determinado para tu bebé, al final debes de pensar en las preferencias personales del bebé.
Voy a comentarte los diferentes tipos de chupetes que puedes encontrar:

  1. El chupete de ortodoncia para bebés.
     Tiene el pezón que se aplana en la parte inferior y se redondean en la parte superior. Durante la succión, estos tipos de chupetes se aplanan en la boca del bebé, lo que proporciona la acción de succión más natural y reduce la presión en el desarrollo de los dientes.
  2. El chupete redondo para bebés es el más tradicional y muy probablemente del tipo que tenías cuando eras un niño.
    Se supone que la forma redonda imita la forma de un pezón real, por lo que a menudo se sugieren estos tipos de chupetes para bebés amamantados a fin de evitar la confusión del pezón.
    Lo único que debes tener especial cuidado en que el disco del chupete no tape en ningún caso la nariz del bebé cuando lo tiene puesto, podría provocar asfixia.
  3. El chupete de silicona para bebé es el más resistente, más fácil de limpiar y más disponible.
  4. El chupete de látex para bebés tiende a ser más blando y más flexible, pero la suavidad del material también significa que existe la posibilidad de que un niño mayor con dientes muerda inadvertidamente un trozo del pezón.
    También vale la pena señalar: si existe la posibilidad de que su pequeño tenga alergia al látex, es mejor optar por la silicona.
  5. El chupete para bebé de una pieza está hecho de una sola pieza moldeada de plástico, silicona o látex. El diseño de una sola pieza minimiza el riesgo de asfixia, ya que el chupete no puede separarse fácilmente.
  6. El chupete para bebé de varias piezas es el tipo más común de chupete.
    Este suele consistir en un pezón, un protector y un anillo, y cada uno de los componentes se fabrica por separado antes de combinarse en la forma tradicional de chupete.
  7. El chupete nocturno, es muy práctico, muchas veces el bebé se despierta por la noche desconsolado y no tiene el chupete en la boca, entramos en modo pánico, pero en este caso lo encontraremos rápido calmando su ansiedad.
  8. Los chupetes termómetro o dosificadores de medicamento. Es una forma sencilla de medir la temperatura y darle la medicina a tu bebé.


Al igual que los niños, los chupetes para bebés vienen en diferentes tamaños. Comprar el tamaño correcto facilitará que el bebé esté seguro y el chupete haga su función.

Cómo elegir los mejores chupetes para bebé


La verdad del asunto es que el bebé finalmente tendrá la última palabra sobre qué chupete prefiere.
Compra algunas opciones diferentes, y pruébalas todas hasta que encuentres una que le guste a tu bebé. Ten en cuenta factores como la edad de tu hijo y si amamantó o no, y elija un chupete que sea más apropiado él.
Si está amamantando, también puedes solicitar ayuda a tu pediatra para obtener sugerencias sobre los mejores chupetes.
Una vez que hayas decidido el que mejor le va, ten uno siempre guardado de repuesto, porque los chupones tienden a desaparecer, ¡y no hay nada peor que no tener uno a mano cuando se necesita desesperadamente porque no hay nada que calme a la criatura!

Por supuesto, a veces, no importa cuántos tipos y tamaños diferentes de chupetes pruebes, el bebé simplemente no está interesado.
La buena noticia es que eventualmente encontrará una forma alternativa de auto-calmarse, y se salvará de tener que lidiar con el destete del chupete cuando sea mayor.


Mejores chupetes

Entonces, ¿qué debes hacer para no agobiarte y agotarte cuando te enfrentas a los diferentes tipos de chupetes disponibles para bebés?
En esta sección te voy a mostrar los mejores chupetes para bebé, seguro que habrá al menos un chupete que satisfará a su bebé.

Leave a Comment:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar