Cómo cambiar el pañal a un bebe

Nuestro bebé a lo largo de su infancia usará aproximadamente más de 5.000 pañales, aunque puede que resulte una actividad bastante fastidiosa tanto para el que lo cambia como también para nuestro bebé, será muy importante hacerlo a menudo, para evitar problemas en su piel como la dermatitis del pañal.
Este cambio, se realizará sobre todo, cuando esté despierto (aconsejo, que sean antes o después de cada toma durante el día y cuando nuestro bebé haya hecho de vientre), ésta es la mejor forma de evitar la dermatitis del pañal.

Según el tipo de pañal, nos será más fácil saber cuando tenemos que cambiarle el pañal, por ejemplo, en los de tela es más fácil, porque se notan mojados antes.
 Si usamos los de un sólo uso como los desechables, tendremos que mirar con más detenimiento, para ver si hay humedad,son mucho más absorbentes, hasta que no están llenos no suelen parecer que haya que cambiarlos.
Generalmente, no hace falta despertar a nuestro bebé para cambiarle de pañal, a no ser que el bebé se encuentre sucio e incomodo (generalmente nos lo comunicará él), o se manche el pañal con algo consistente, no nos hará falta cambiar el pañal durante las tomas nocturnas, además, la luz y el movimiento por la noche puede provocar que se desvele.

9 recomendaciones para cambiar el pañal al bebé

  1. Antes de cambiarle
    Debemos tener todas las cosas que vamos a necesitar para el cambio de pañal a mano, ya sea el cambiador o, si estamos fuera de casa, en la bolsa de pañales.
    Si no lo hacemos así, podremos vernos cambiando el pañal sucio sin tener nada con qué limpiar a nuestro bebé.
     Necesitaremos lo siguiente:
    - Un pañal limpio.
    - Una esponja limpia y agua tibia  si el bebé tiene menos de un mes (o si tiene dermatitis del pañal), o bien unas toallas húmedas de bebé.
    - Una muda de recambio por si ha habido alguna pérdida (incluso los mejores pañales , a veces tienen pérdidas), si usáis pañales de tela, unas ranitas impermeables o unas braguitas de recambio.
    - Pomada o crema para la dermatitis del pañal (por si fuera necesaria), no hacen falta lociones, ni polvos. Procura al usar las cremas, no ensuciar los adhesivos de cierre del pañal, ya que puede que pierdan su poder adhesivo (si utiliza lengüetas o adhesivos con velcro)
  2. Antes de empezar es imprescindible lavarse las manos o pásate una toallita húmeda.
  3. Tener a nuestro bebé distraído durante el cambio.
    Cuando le cambiemos el pañal dejarle un móvil colgado sobre el cambiador, un muñeco a la vista (y más tarde a su alcance), una caja de música, un juguete que le guste.
    Cualquier cosa que atraiga la atención de nuestro bebé , mientras estamos cambiando el pañal. Pero no le deis productos como la crema, polvos u otros productos similares porque podrían llevárselos a la boca.
  4. Extenderemos un pañal de tela o un protector si cambiamos al bebé, sino lo cambiamos en un cambiador diseñado para ello. Es muy importante que dónde sea que lo cambiéis, no lo dejéis sin vigilancia, ni tan sólo un segundo. Ni siquiera atado al cambiador.
  5. Abrir el pañal, pero sin retirarlo todavía.
    Primero observa, fíjate si todavía hay restos sólidos y, retiralos con el propio pañal y, mantén el pañal sobre el pene o sobre la vagina (¡porque nos podría orinar!).
    Luego, dobla el pañal que quede bajo el bebé, dejando la cara limpia hacia arriba como protección y, limpia la parte frontal del bebé con agua tibia o con una toallita húmeda, percatándote de limpiar todos los pliegues de la piel:
    Entonces, levanta las piernas del bebé, limpia las nalgas, retira el pañal sucio y colocar el limpio bajo sus piernas antes de bajarle las piernas (ten el pañal limpio sobre el pene del bebé para protegerse durante el cambio de pañal. Los niños suelen tener erecciones durante el cambio de pañal, es algo normal y, no indica que se le este estimulando).
    Seca al bebé sin restregar la toalla por la piel, si se usa agua para limpiarle. Las nalgas del bebé tienen que quedar bien limpias y secas antes de que le cerremos el pañal o le demos crema.
  6. Probablemente si usas pañales de tela estén doblados y listos para su uso.
    Aunque es posible, que deba doblarlos más hasta que el bebé crezca un poco. La mayor parte de la tela debe quedar en la parte frontal del bebé, en el caso de los niños, y en la parte trasera en el caso de las niñas.
    Para no hacerle daño al bebé con los imperdibles (los hay diseñados para minimizar esa posibilidad), poner vuestros dedos debajo de las capas de tela al poner la aguja. Clavar la aguja en una barra de jabón antes de usarla hace que atraviese más fácilmente. Cuando una aguja no se clave bien, tirarla.
    Mejor todavía, usa pañales o ranitas con cierres con velcro. Si usáis pañales de celulosa con cierres adhesivos, produce no pegarlos en la piel del bebé. O bien optar por los cierres de velcro.
    Los pañales o ranitas deben adaptarse bien para evitar pérdidas, pero no apretar demasiado para no provocar irritaciones en la piel del bebé. Las marcas en la piel del bebé son un aviso de que el pañal está demasiado apretado.
    Será más difícil que la humedad suba por el pañal y alcance la camiseta interior y la ropita del niño, si el pene se dirige hacia abajo al ponerle el pañal.
    Si el cordón umbilical todavía está presente, dobla el pañal para dejar al aire la zona y evita que se moje, si es un pañal de desechable, lo mejor es hacerle un corte de un cuadrado justo en el lugar donde irá su ombliguito, de esa manera también quedará al aire.
  7. Tirar los pañales de forma apropiada. Los pañales de un solo uso pueden doblarse, cerrarse bien y echarlos en un cubo para pañales o al cubo de la basura.
    Los pañales de tela usados deben guardarse en un cubo especial bien cerrado hasta su recogida o lavado. Si no estás en casa, puedes guardarlos en una bolsa de plástico.
  8. Cambiar la ropita del bebé o las sábanas de la cama cuando sea necesario.
  9. Lavaros las manos con jabón, si es posible, o con una toallita húmeda.

¿Qué pañal de bebé usar?

Es uno de los mayores dilemas que afronte al ser madre , que tipo de pañal usar para mi hija.
Escuchaba a amigas y familiares, y cada uno me decía una opción que le parecía mejor o que algún familiar le había funcionado mejor.
Siento deciros que a cada persona y cada bebé es distinto, y podemos optar por el que creamos que se adapta mejor a vuestras necesidades y las de nuestro bebé.
Te dejo los diferentes tipos y sus características para que te ayuden a tomar una decisión:

  1. Pañales desechables.
    Son los más utilizados por los padres actuales, basados en lo fácil que es ponerlos, quitarlos y desecharlos. Los padres actuales estamos la gran mayoría estresados por el trabajo, por las obligaciones que tenemos y por las necesidades que requieren nuestros bebés, con lo cual este tipo de pañales es bastante práctico.
    Este tipo de pañales nos ahorran tiempo, esfuerzo  (no hay que guardarlos, amontonarlos, llevarlos a limpiar o limpiarlos nosotros en casa), son más fáciles de quitar y poner. 
    Además, van surgiendo nuevos modelos que protegen más e irritan menos el culito de nuestro bebé, son más absorbentes, delgados, más adaptables y evitan pérdidas.
    La principal desventaja de estos pañales desechables, es que al ser tan absorbentes a menudo parecen secos aunque tengan gran cantidad de orina, con lo que provocan más irritaciones en la piel del bebé.
    También es difícil saber con exactitud la cantidad de orina expulsada, con lo cual no es más difícil saber si está tomando los suficientes líquidos que necesita.
    Otra desventaja puede ser el efecto negativo en el Medio ambiente con la acumulación de los desechos, aunque hoy es día también hay pañales ecológicos para bebés ,los cuales no son tan dañinos al Medio ambiente, ni a la piel de nuestro bebé).
    Como gran ventaja , podría señalar su funcionalidad.
  2. Pañales de tela para bebés.
    Como principal ventaja podría señalar, que es más fácil enseñarles a hacer sus necesidades en el baño, cuando llegué el momento al utilizar pañales de tela para bebés.
    Así como, que pueden tener una mejor irritación en la piel de nuestro bebé, aunque hay estudios que dicen que los nuevos pañales desechables súper absorbentes irritan menos que los de tela.
    Muchos de las madres que he consultado empiezan a utilizar los de tela , para más adelante utilizar los desechables, por temas diversos como el tiempo o facilidad.

    Si es verdad, que otras madres me comentan que son prácticos a la hora de que el bebé se note sucio y se le cambie antes, y además a la hora de quitarle el pañal para pasar al baño es más fácil( al notarse sucio nuestro hijo/a)
    Aunque hay desventajas, debido a que se necesitan unas braguitas impermeables para evitar cambiar al bebé, las sábanas de la cuna y la ropa cada vez que el pequeño/a orina y no lo controla (la mayor de las veces).
    Las braguitas impermeables aumentan las probabilidades de irritación de la piel del bebé. También señalar que los cambios de pañal son más difíciles y molestos, sobre todo, cuando desarrollan la técnica del retorcimiento. En referencia al Medio ambiente señalar que también tiene su efecto negativo al gastar electricidad y agua. Bueno, es un tema que podríamos debatir mucho.

¿Cómo saber la talla del pañal de mi bebé?


Lo primero que tienes que tener en cuenta a la hora de elegir la talla del pañal, son las necesidades de nuestro bebé, tenemos que saber ¿cuánto pesa? (los fabricantes suelen indicar por peso, la talla de pañal a utilizar). No debemos utilizar un pañal que no sea de su talla debido a que si es muy grande podrá tener pérdidas, y en cambio si es pequeño le hará daño y también tendrá pérdidas e irritación en la piel.

La mayoría de las marcas hacen una clasificación numérica de los pañales según su peso:

Como puedes en la infografía, esta sería la clasificación:
Talla 1(para los recién nacidos de 2 a 5 kg)
Talla 2 (3 a 6 kg)
Talla 3 (4 a 10 kg)
Talla 4 (9 a 15 kg)
Talla 5 (13 a 18 kg)
Talla 6 (17 a 28 kg)

Dermatitis del pañal.


Os quiero explicar una serie de problemas que pueden darse a la hora de cambiar el pañal como la “famosa” dermatitis del pañal.

La principal razón de la dermatitis del bebé es que la zona del pañal está expuesta a mucha humedad, poca aireación, varias sustancias químicas irritantes y microorganismos infecciosos de la orina y las heces, y a menudo, el roce del pañal y la ropa , lo cual favorece la aparición de diversos problemas.
La dermatitis del pañal puede ser un problema durante todo el tiempo que lleve pañales, pero su incidencia suele ser mayor entre los 7 y 9 meses, cuando una dieta más variada se refleja en las heces más irritantes, y luego empieza a disminuir cada vez más cuando la piel del bebé se va haciendo más resistente a los ataques.

Desgraciadamente, la dermatitis del pañal tiende a repetirse en algunos culitos de nuestros bebés, tal vez a una mayor susceptibilidad, alergias, pH anómalo en las heces (desequilibrio entre alcalinidad y acidez), y aumento de amoníaco en la orina, o simplemente porque una vez que se ha irritado está más predispuesto a irritarse.
El mecanismo concreto responsable de la dermatitis del pañal se desconoce, pero se cree que probablemente comienza cuando la delicada piel del bebé se irrita a causa de la constante humedad.
Cuando la piel se debilita por el roce del pañal o por las sustancias irritantes que contiene la orina y las heces, queda al descubierto, y es atacada por gérmenes de la piel, de la orina o de las heces.
 Por eso, hago tanto hincapié en la limpieza frecuente de la zona del pañal, y con detergentes y jabones puede aumentar la susceptibilidad de la piel del bebé, igual que los pañales demasiado ceñidos. El amoníaco de la orina, que antes se tenía por el principal culpable de la irritación, no parece ser la principal causa, aunque puede irritar la piel ya dañada.
 Y la irritación, suele comenzar en el lugar donde se concentra la orina del pañal, hacia las nalgas en las niñas y delante en los niños.

Los distintos tipos de dermatitis se describen con las siguientes terminologías:

  • Eritema simple del pañal. Es el tipo más frecuente de irritación y presenta un aspecto de enrojecimiento en los lugares de mayor fricción, pero no en los pliegues de la piel del bebé.
     Generalmente, viene y va y provoca pocas molestias si no se complica con una infección secundaria.
    Irritación mecánica. Se trata de una irritación provocada por la fricción del borde del pañal contra la piel.
  • Dermatitis perianal. Enrojecimiento alrededor del ano, normalmente provocada por las heces alcalinas del bebé que toma leche artificial, poco común en bebés que maman hasta que empiezan a tomar alimentos sólidos.
  • Candidiasis del pañal
     De color rojo brillante, esta incómoda irritación aparece en los pliegues inguinales (entre el abdomen y los muslos), y se extiende desde allí. Las dermatitis que duran más de 72 horas a menudo se infectan con Candida Albicans, la misma infección por levaduras responsable de las aftas bucales.
    Este tipo de irritación puede aparecer cuando el niño recibe un tratamiento de antibióticos.
  • Dermatitis atópica. Esta irritación produce picor y puede aparecer en otras partes del cuerpo antes de la zona del pañal. Suele extenderse a la zona del pañal entre los seis y doce meses.
  • Dermatitis seborreica. Esta irritación de color rojo, a menudo acompañada de descamación amarillenta, suele iniciarse en el cuero cabelludo, como costra láctea, aunque a veces empieza en la zona del pañal y desde allí va subiendo. Como la mayoría de irritaciones del pañal, suele molestar más a los padres que al bebé.
  • Impétigo. Provocado por bacterias (estreptococos o estafilococos).
    El impétigo puede presentar dos aspectos: con ampollas de contenido purulento que se rompen fácilmente y se cubren de una costra marrón.
    Y sin ampollas, con gruesas costras amarillas de contorno enrojecido. Puede cubrir los muslos, las nalgas y la parte inferior del abdomen, y extenderse a otras zonas del cuerpo.
  • Intertrigo. Este tipo de erupción, que se manifiesta como un enrojecimiento de contorno poco definido, ocurre como consecuencia del roce de los pliegues de la piel.
    Los bebés suelen presentarla en los profundos pliegues inguinales entre los muslos y el abdomen, ya menudo en las axilas.
    El intertrigo puede supurar una sustancia blanca y amarillenta y producir quemazón cuando entra en contacto con la orina, la cual provoca llanto en el bebé.


La prevención es la mejor cura para la dermatitis del pañal. Lo principal y más importante a la hora de “luchar” contra la dermatitis del pañal, es mantener la zona del pañal seca y limpia. Si a pesar de eso no funcionan estas medidas, os indico las siguientes recomendaciones para prevenir que la irritación no se vuelva a repetir:

  1. Humedad. Para luchar contra la humedad, cambiar el pañal con frecuencia, incluso en plena noche si el pañal está lleno, si el bebé está despierto para reducir la humedad.
    Intentar que nuestro bebé no duerma hasta la noche, hasta que la irritación haya desparecido. Si la erupción persiste, cambiaremos al bebé en cuanto observemos que ha mojado el pañal o evacuado.
    Cuando nuestro bebé empieza a tomar otros líquidos, aparte de la leche materna o artificial, nos aseguraremos de que tome menos líquidos superfluos, para que no orine más de la cuenta.
  2. Airear. Dejaremos a nuestro bebé sin pañal a ratos, para que la superficie de su culito se airee, colocaremos un par de pañales de tela o arrullos con un plástico para proteger la zona donde éste.
     En casos más severos, podremos probar en dejar dormir a nuestro bebé sin pañal, pero estaremos seguros de que la habitación tiene una temperatura óptima para que no se enfríe.
    Si usamos pañales desechables le haremos unos agujeritos en la parte exterior para que pueda transpirar, en el caso que utilicemos pañales de tela, colocar un protector impermeable debajo.
    Estas medidas las haremos con vistas a que tenga una entrada de aire a esa zona afectada, y además filtrará hacia afuera la humedad.  Favorecerá los cambios frecuentes del pañal.
  3. Sustancias irritantes. Cambiaremos los pañales con frecuencia, para luchar contra los irritantes naturales que son  la orina y las heces.
    Pero podemos luchar cortando los irritantes que nosotros utilizamos.
    ¿Cómo? restringiéndolos( son los que nosotros mismos aplicamos a la piel del bebé).
    El jabón puede secar e irritar la piel, por lo que deberemos utilizarlo una vez al día. Los jabones para bebés son recomendables(muchos jabones que llevan el adjetivo de “suave” en realidad no lo son). Te recomiendo los mejores , y además, hablar con el pediatra.
  4. Cuando cambiamos el pañal a nuestro bebé, limpia bien la pie(entre 30segundos o un minuto) con agua caliente y toalla, en lugar de hacerlo con toallitas húmedas.
    Las toallitas pueden contener sustancias irritantes para la piel del bebé (diferentes bebés son sensibles a diferentes sustancias).Las que contienen alcohol secan la piel( os dejo mi selección). Si las que empleas parecen causar problemas de este tipo, cambia de marca, pero no uses toallitas cuando el bebé tenga irritación. Cuando el bebé se ha ensuciado espectacularmente, lo mejor, es meterlo en la bañera y limpiarlo. Si tiene las heces o deposiciones muy pegajosas se pueden retirar con aceite infantil ( te recomiendo los mejores)..Seca siempre cuidadosamente al bebé, sin frotar con la toalla una vez limpio.
  5. Aislamiento. Dándole una buena capa gruesa de crema en el culito de nuestro bebé, después de limpiarle el pañal, evitará que la orina entre en contacto con la piel. Asegúrate de todas formas, de que la piel de nuestro bebé está totalmente seca antes de aplicarle la crema.
     Si no agravaremos el problema porque la humedad quedará atrapada, y seguirá la humedad. Os aconsejo que compréis envases familiares o grandes para aplicarle con generosidad en esa zona, y además, ahorrarás dinero, pero no utilicéis la crema o pomada cuando estás aireando la piel del bebé.


Los polvos de talco, a pesar de que tanto yo como muchos de vosotras, utilizarán polvos de talco no os los aconsejo. Tampoco os recomiendo el uso de medicinas que hayan sido recomendados para otros miembros de la familia (cada caso es diferente).
Algunas cremas( las que contienen agentes antifúngicos o antibacterianos, e incluso esteroides) pueden provocar reacciones alérgicas y podríamos agravar la situación. Además, es posible que sean demasiado agresivas para el pequeño si las usa.


Si la dermatitis del pañal no desaparece ni mejora en uno o dos días, lo mejor que te puedo recomendar es llamar al pediatra; él nos determinará la causa exacta de la causa y cómo tratarla.

Leave a Comment:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar